ARTÍCULO | Medios de Comunicación

A CONTRACORRIENTE 

Que yo sepa, no existen estudios sobre el porcentaje de medios de comunicación progresistas y conservadores en esta sociedad. A ojo, dominan por goleada los primeros sobre los segundos.

Eso responde a la filosofía y la moda woke, es decir, a haber despertado y tomado conciencia de los problemas de racismo, sexismo e injusticia en la sociedad en general, surgido en Estados Unidos y no en los países más atrasados y oprimidos. Donde antes estas cuestiones no se planteaban, ahora sólo vale el enfoque radical de las mismas. Tanto es así que a quien no se someta a esa ideología se le impone un cordón  sanitario para que no exponga sus ideas. Y eso se aplica no sólo a los planteamientos de la derecha radical, sino a cualquier opinión heterodoxa, es decir, lo que hasta hace poco fue la esencia misma de la democracia y la libertad.

Encontrar un medio de comunicación importante que no esté medido por ese rasero woke y que admita cualquier disidencia es prácticamente imposible. Entre otras razones, porque sus financiadores, las grandes empresas que se anuncian en ellos y participan en su capital, se han pasado con armas y bagajes a esa filosofía que ha alterado todos los valores tradicionales.

Como ejemplo, nimio si se quiere, pero significativo, es el que una entidad bancaria de primera ha iluminado su sede central con el arco iris del orgullo LGTBI, cuando nunca tuvo un detalle similar con la enseña nacional o cualquier otro símbolo ancestral y consagrado.

Por eso, por ese cuasi monopolio informativo, artículos como éste cada vez tienen cabida en menos medios de comunicación. Habrá que aprovechar, pues, la oportunidad de hacerlo mientras aún queden algunos más plurales que el resto.

Enrique Arias Vega

Comparteix la notícia...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *