La parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Torrent bendice un cuadro con la imagen de san Josemaría Escrivá

  • En una iniciativa promovida por numerosos fieles de la parroquia y de Torrent

La parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Torrent acogió, el pasado fin de semana, la bendición de una imagen de san Josemaría Escrivá, al término de la misa celebrada con motivo de la fiesta del santo.

La imagen, un cuadro elaborado con una técnica de óleo y acrílico, fue bendecida por el nuevo vicario secretario del Opus Dei en Valencia, Vicente Guzmán, en una ceremonia en la que participó también el párroco y vicario episcopal Jesús Corbí y otros sacerdotes de Torrent que quisieron conmemorar esta festividad.

En la homilía, el vicario del Opus Dei expresó que el evangelio nos explica cómo Dios se mete, actúa y habla en el alma de los Santos. “A veces nos pide cosas grandes, pero sobre todo pequeñas en lo ordinario.” Y recordó que ese es el mensaje que Dios ha querido transmitirnos por medio de san Josemaría: que la santidad es para todos, y que en las cosas concretas de cada día espera nuestra respuesta generosa, como la de la Virgen: “hágase tu Voluntad.”

La iniciativa ha sido promovida por numerosos fieles de la parroquia y de Torrent, como Alejandro Simarro, Consejo Verdet, Ismael Casabán y Paloma Fernandez-Amigo, entre otros, que se han encargado de la difusión y recogida de donativos.

Uno de ellos, Alejandro, señala que “los santos son referentes cercanos de nuestra fe cristiana, y por eso necesitamos sentirlos cerca, para que formen parte de nuestra vida. En el caso de san Josemaría además nos viene de maravilla, porque es conocido como el santo de lo ordinario, que nos recuerda que “el Señor te quiere santo allí donde estás”, en el trabajo y en la familia”.

“Muchas personas que tienen devoción a san Josemaría, cuando se enteraron de la iniciativa, han querido colaborar. Y nos han hecho sugerencias: por ejemplo, que el cuadro reflejara a san Josemaría sonriente, porque así se mostraba siempre, con buen humor, y es algo que también necesitamos todos en estos momentos: que nos ayude a no perder la paz en medio de incertidumbres y necesidades”, asegura.

El cuadro es obra del joven pintor mexicano, afincado en Valencia, José Antonio Ochoa. Representa a san Josemaría, que reza el rosario mientras dirige una mirada confiada a la Virgen María. Mide 130 x 70 centímetros y está elaborado con una técnica de óleo y acrílico. Se ha elegido un marco en acabado de pan de oro que resalta el fondo azul.

Fotografías: AVAN

Comparteix la notícia...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *