La parroquia de San Juan Apóstol y Evangelista de Massamagrell inicia las obras de reparación de la cúpula

  • La primera actuación será asegurar la base para evitar nuevos desprendimientos de tejas y retirar los escombros

La parroquia de San Juan Apóstol y Evangelista de la localidad valenciana de Massamagrell, construida en 1767, ha instalado el andamio que se usará para subir hasta la cúpula, a 25 metros de altura, para comenzar la reparación de los daños causados por el desprendimiento de tejas de su cubierta, ocurrido el pasado 8 de octubre, y asegurar la zona.

Después del desprendimiento “se llevó a cabo una primera actuación de urgencia, con un perímetro de seguridad en torno al templo, y ahora, con la primera parte del andamio instalado, los operarios ya pueden subir para asegurar la base de la cúpula y evitar que puedan caer tejas a la vía pública y dañar a personas o bienes, y retirar los escombros que han quedado sobre uno de los faldones”, ha indicado el párroco José Ribes.

Asimismo, “falta por instalar una segunda parte de andamio, rodeando la cúpula, para que los técnicos puedan realizar una inspección y una primera valoración para ver el alcance real de los daños para elaborar, después, un plan que detalle qué obras deben acometerse”.

Según las primeras valoraciones de los técnicos, “previsiblemente la mejor opción será desmontar la cúpula y rehacer totalmente su cobertura ya que calculamos que los últimos desprendimientos han afectado a una octava parte de la cúpula; además tiene muchos remiendos realizados en los últimos años y hay faltantes y elementos deteriorados y con grietas”.

En los trabajos de restauración del templo, que es Bien de Relevancia Local, colaboran el Arzobispado y el Ayuntamiento de Massamagrell bajo la supervisión de la dirección general de Patrimonio.

Por el momento ya ha sido presentado un estudio de seguridad y salud para la apertura de centro de trabajo y una memoria de los trabajos elementales que se llevarán a cabo en primer lugar.

El templo parroquial de San Juan Apóstol y Evangelista “es una de las manifestaciones más singulares del estilo rococó y fue impulsado por el sacerdote ilustrado Felipe Beltrán, párroco de Massamagrell en la segunda mitad del siglo XVIII, que después fue obispo de Salamanca e Inquisidor General”. Fue consagrado en 1908 por el venerable Luis Amigó (1854-1934), fraile capuchino nacido en Massamagrell y fundador de la congregación de las Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia y de los Terciarios Capuchinos de Nuestra Señora de los Dolores, en 1885 y 1889 respectivamente.

AVAN


MÁS FOTOS:

Comparteix la notícia...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMA HORA | Sanitat confirma 2.136 nou casos de COVID-19

Per províncies, els nous positius són: 265 a Castelló, 640 a Alacant i 1.231 a la província de València i 1.580 persones ingresades